domingo, 23 de octubre de 2016

Sobre la segunda edición de “La Dictadura del Videoclip”



Portada obra de Miguel Brieva.

Jon E. Illescas *

Con motivo de la reciente publicación de la segunda edición de “La Dictadura del Videoclip” (El Viejo Topo) me gustaría escribir unas palabras en tanto autor del libro.1

En primer lugar querría reconocer la emoción y la alegría que me suponen que un libro con más de 600 páginas, netamente marxista y absolutamente a contracorriente, haya agotado su primera y ambiciosa primera edición en menos de un año.2 Es una enorme satisfacción demostrar que el método de análisis de la realidad propuesto por Marx y Engels, compuesto por el análisis científico del capitalismo, el materialismo histórico y el compromiso por el futuro socialista, todavía esté en boga (pese a los incansables y denodados intentos de la burguesía por enterrarlo) y sea perfectamente aplicable al estudio de fenómenos tan contemporáneos como el videoclip, la influencia de la industria cultural en la juventud internacional o el poder de la industria musical en Internet. El éxito de público y crítica que ha cosechado el libro entre los especialistas, la comunidad educativa y los propios artistas, así lo atestigua.

Por otra parte, el azar quiso que la primera edición de esta obra tuviera la misma tirada que “El Capital” de Marx, es decir, 1.000 ejemplares. Por supuesto, no estoy estableciendo ninguna comparación en cuanto a la importancia de cada una de ellas. La obra “capital” de Marx es una un trabajo magno (e inacabado) que arrojó un potentísimo haz de luz para entender el capitalismo, todavía inigualado desde aquel lejano 1867 donde apareció la primera edición en alemán. Pero me resulta divertida la coincidencia ya que el estudio de esa obra de Karl Marx fue esencial para desarrollar la larga investigación que fundamentó científicamente la mía,3 a medio camino entre la divulgación científica, el ensayo y la propuesta política. Sin embargo, mientras que la primera edición de “El Capital” tardaría más de dos años en venderse, “La Dictadura del Videoclip” sólo ha necesitado de unos meses. Por supuesto, se trata de obras disímiles en cuanto a su dificultad de lectura, extensión y significación histórica, publicadas en tiempos y espacios dispares. Sin embargo, me gustaría pensar que “La Dictadura del Videoclip” ha supuesto un escalón humilde pero firme en aquella escalera robusta que comenzaron a cimentar Marx y Engels y tantos otros que vinieron después para entender la sociedad actual y superarla construyendo una sociedad sin clases donde la democracia, la justicia y la libertad dejen de ser palabras escritas sobre papel mojado para transformarse en derechos tangibles sobre los que la humanidad alcance cotas de civilización y felicidad superiores.

Desde aquí aprovecho también para agradecer una vez más a todos los que hicieron posible la primera edición. En primer lugar, a Miguel Riera, editor clásico e imprescindible en nuestro país, hombre culto, comprometido y humanista. Intelectual orgánico que decidió apoyar una publicación tan heterodoxa como contrahegemónica con todo su olfato literario y su voluntad militante. Sin él, “La Dictadura del Videoclip”, tal cual la conocemos, jamás hubiera visto la luz. También me gustaría agradecer a Miguel Brieva, magnífico ilustrador y persona, que con su talento ayudara a darle un impulso definitivo al libro. Estoy seguro que muchos lectores leyeron la sinopsis y más adelante se animaron con todo el volumen por el magnífico trabajo que realizó con la portada, la contraportada y las estupendas viñetas que acompañan sus páginas. Sin duda, fue todo un lujo haber contado con uno de mis dibujantes favoritos para el segundo y más importante de mis libros.  Además, me gustaría agradecer las recomendaciones de Salvador López Arnal y los sabios consejos de Rafael Díaz-Salazar junto al trabajo incansable de mi “coach” personal: Juan Manuel Illescas Pérez (mi padre). La persona que a lo largo de los años se ha pertrechado de la suficiente paciencia y tesón para enseñarme a escribir.

También querría agradecer a todos los que ayudaron a difundir el libro con sus generosas y a veces magníficas críticas, como: David Becerra, Daniel Bernabé, Rafael Díaz-Salazar, Víctor Lenore, Ignasi Franch, Ferran Riera, Isa Benítez, Félix Población o Aleu Pons entre muchos otros. También a todos los lectores de la primera edición que me escribieron aportándome sus valiosas críticas, experiencias y sensaciones. Y cómo no, a los trabajadores y trabajadoras de El Viejo Topo, con un agradecimiento especial para Anna Galdón desde las labores de promoción.

Igualmente me gustaría dedicar esta segunda edición a aquella heroica y muchas veces anónima comunidad educativa, compuesta por profesores que no cesan en su empeño de construir un mundo mejor desde las aulas. Trabajadores de la cultura que siguen creyendo en que otra juventud y otro mundo son posibles. No habrá revolución sin juventud y no habrá juventud revolucionaria sin adultos insurgentes que con su labor coherente y contrahegemónica se alejen de la lógica de la sociedad de consumidores compulsivos e irreflexivos que necesita el capitalismo.

No me puedo olvidar tampoco de mandar un agradecimiento profundo y sentido a mi familia y a todos mis amigos por su apoyo (en especial a David Quintanilla), sin cuyo aliento tanto la investigación como la escritura de la “La Dictadura del Videoclip” hubieran resultado insufribles. 

Por último, he de realizar una dedicación muy especial para una persona que ya es imprescindible en mi vida: Cansel Açıkgöz. Una mujer cuya inquebrantable fe en la importancia de “La Dictadura del Videoclip” ha sido fundamental durante los últimos meses de mi vida pues me ha vuelto a recordar el poder revolucionario, maravilloso e internacionalista del amor. Con la suerte adicional que me han mostrado, por primera vez en mi vida, el significado de su expresión más pura y sublime. Ojalá esta segunda edición de un libro tan crítico y militante sirva para que, a fin de cuentas, en el futuro podamos vivir en una sociedad donde la música auténtica, liberada del capital y escrita desde el corazón (con o sin videoclips), nos ayude a todos a amarnos más y mejor. 

* Jon E. Illescas es Licenciado en Bellas Artes y Doctor en Sociología y Comunicación. También es conocido bajo el seudónimo artístico de "Jon Juanma". 




Notas: 
  
 1. Salió de la imprenta entre finales de septiembre y principios de octubre de este 2016, pero llevaba maquetada desde julio del mismo año.

2. El libro llegó a las librerías entre principios de diciembre de 2015 y finales de enero de 2016.

3. La investigación comenzó a mediados de 2009 y finalizó a mediados de 2015.

Ilustración interior de Miguel Brieva.

 

lunes, 3 de octubre de 2016

The Music Video Dictatorship (La Dictadura del Videoclip, English Synopsis)





'The Music Video Dictatorship. Musical Industry and Manufactured Dreams'
Author: Jon E. Illescas (Cartoons by Miguel Brieva)
Lenght: 608 p.
Language: Spanish
Firs Edition: December 2015
Second Edition: September 2016

Synopsis:

How has Katy Perry finished working for the Pentagon and Shakira for the President of the United States? Why are there so few commited artists in the midst of economical crisis? How do the songs which all of us know became fashionable?What's the relationship between music videos and the lack of critical awareness of a large proportion of young people? In this piece  of multidisciplinary work, the hidden connections between pop celebrities, the cultural industry, drug mafias, high level  politics and global capitalism are expossed. Analysing the assets and the operation of the big corporations run the music industry, this book reveals how the dominant elite of a ruling class reproduce what they deem to be appropiate values and ideologies to renew their power.

With the development of the Internet, music video has become one of the cultural product most readily consumed by young people globally. This is the dominant story telling device of our time, eclipsing the traditional mediums of  books, films, videogames or TV programmes. Based on the analysis of  the 500 most viewed YouTube music videos, this book exposes the constants and the absences of this audiovisiual stream which influences millions of young people's lives. In addition to this, it maps the critical biography of the 20 most important pop stars highlighting controversial aspects of their road to power. Moreover, ´The Music Video Dictatorship' analyses the music which is swimming against the tide, exposing the censorship which it faces and suggesting its future possibilites.

An explosive book that, in an entertaining way and with a sense of humor, brings together the clarity of its exposition, theoretical coinsideration and scientific rigour. An original work that is not like anything you have read before and will be essential not only for those who want to critically understand the current pop music, but also for those activists or educators who want to build a better world.


What the media says?

“An explosive work in which the rigour and the depth are not at odds with an entertaining reading and a sense of humor” DiarioFolk.

“Illescas has written such an intersting book, with highly detailed and indisputable interest which grabs you from the first chapters” Periodistas en Español.

“This essential book is pure dynamite” Nega, raper from Los Chikos del Maíz.

“Illescas makes a major contribution in recent decades to update the Marxist analytical of reality (…) This is a book you can read with the same intensity as a good novel” Rafael Díaz-Salazar in Viento Sur.

“Rarely the mainstream music video has been so extraordinarily analyzed as in this book” RTVE.

“The reader will discover the music video world, the tools to understand cultural domination, the mainstream music video analysis, the ideological reproduction and the passive consensus across the cultural industry” Manuel S. Jardí in Le Monde Diplomatique.

“Sex, drugs and pop: the music video dictatorship in the YouTube Era” Carlos Garsán en Valencia Plaza.

“The music video used to be a format as omnipresent as poorly studied. For that reason we needed a book like “Music Video Dictatorship” Víctor Lenore in El País.

“Music is not innocent and “The Music Video Dictatorship” is an excellent book to answer a crucial question: How does music influence our lives?” David Becerra in El Confidencial.


Author

Jon E. Illescas (Orihuela -Spain-, 1982) is PhD “Cum Laude” in Sociology and Communications from the University of Alicante and graduated in Fine Arts by Miguel Hernández University of Elche with several prizes like “Final Degree Award” and “5 Stars Student Award”. In addition, he is a plastic artist and the inventor of Socioreproductionism under the pseudonym of “Jon Juanma”. He has writen more than 60 publications about Culture, Geopolitics, Art, Communications and Economics. Some of them have been translated into Portuguese, Italian and English. In 2012, he published his first book, Nepal, la revolución desconocida (“Nepal, the unknown revolution”). He worked several years in the University of Alicante and Complutense University of Madrid. The results of his doctoral thesis were reported in mainstream media in Spain and Latin America. This study was the scientific basis of “The Music Video DictatorShip”.