sábado, 9 de mayo de 2009

Frente a frente las propuestas de los principales partidos de la izquierda estatal para las elecciones europeas (IU, II, IA y PCPE)

IZQUIERDA UNIDA...


Web: http://www.izquierda-unida.es/


POR UNA EUROPA DEL EMPLEO CON DERECHOS Y POR LA MEJORA
DE LAS CONDICIONES DE VIDA DE TRABAJADOR@S Y PUEBLOS
. Por el aumento del valor de los salarios, a saber el salario mínimo nacional, por la
protección social, por las subvenciones al desempleo, los planes de jubilación y las
pensiones, por una justa distribución de la renta, contra el endeudamiento familiar cada
vez mayor y por un estímulo al desarrollo y a la educación sociales y económicos;
. Por el rechazo de la propuesta de directiva sobre la jornada laboral, por el fin de la
liberalización del mercado del trabajo, por la creación y promoción del empleo con
derechos, y por una política de primer empleo, basada en el desarrollo de la actividad
económica; el estímulo del empleo público donde sea necesario; la supresión del trabajo
precario, y la reducción de la jornada laboral sin pérdidas salariales.
. Por el refuerzo de los servicios públicos y por la inversión pública en infraestructuras
sociales que garanticen la vivienda digna, la salud, la educación y la seguridad social para
tod@s.
. Por la revocación de los procesos de liberalización y privatización, por un mayor papel
de los servicios públicos en sectores y áreas estratégicos, a saber en el sector financiero,
la energía, las comunicaciones y los transportes, desarrollando, de conformidad con las
necesidades, una cooperación a nivel europeo; por la promoción de la inversión pública
en investigación.
POR UNA EUROPA DE PROGRESOS ECONÓMICOS Y SOCIALES
. Por la defensa de los sectores productivos y el empleo, en concreto aquéllos que son
más vulnerables a la crisis y los que tienen potencial para un desarrollo ecológicamente
y económicamente sostenible, reformando profundamente la política agrícola común y
la pesca, asegurando la seguridad alimentaria y la soberanía de cada país, promoviendo
proyectos públicos y apoyando empresas micro, pequeñas y medianas, cooperativas, y
las corporaciones locales; concentrando los fondos comunitarios en esta dirección y
corrigiendo las asimetrías regionales;
. Por las medidas de defensa contra las exportaciones agresivas o el dumping, reclamando
cláusulas de salvaguardia, si es necesario;
Llamamiento común para las Elecciones Europeas – Abril 2009 Página 3 de 6
. Por la ejecución de medidas que paren la deslocalización de empresas, condicionando
las ayudas comunitarias al cumplimiento de obligaciones, tales como la protección del
empleo y el desarrollo local;
. Por una nueva política de crédito que responda a la situación de las familias en deuda, y
a la de las pequeñas empresas en dificultades por la estrangulación del mercado interior
y de los altos precios de los factores productivos;
. Por un control político y una democratización del Banco Central Europeo que revise
profundamente las políticas monetarias de modo que favorezcan el desarrollo
sostenible; por la suspensión inmediata del Pacto de Estabilidad y la revisión de la
Estrategia de Lisboa, reemplazándolos por un Pacto Social por el Progreso y el Empleo;
por el derecho de los Estados miembros a regular las subida de precios especialmente
de los bienes y productos básicos.
. Por el fin de los paraísos fiscales y de la libre circulación no regulada del capital; por una
oposición a ello, y por el establecimiento de una tasa sobre el movimiento especulativo
de capital;
. Por el uso del presupuesto comunitario que, dada la contribución justa de cada país
basada en su renta nacional bruta, dé prioridad a políticas de convergencia real, basadas
en el progreso social, y la salvaguardia y promoción del potencial de cada país, el uso
sostenible de recursos naturales y la protección del medio ambiente;
POR UNA EUROPA CON DEMOCRACIA, DERECHOS E IGUALDAD,
CONTRA TODO TIPO DE DISCRIMINACIÓN
. Por el respeto de la voluntad de los pueblos y la promoción de los derechos de la
ciudadanía, por el control de las decisiones Comunitarias a través de la participación
democrática y de un papel más fuerte de los Parlamentos nacionales y del Parlamento
Europeo;
. Por el derecho de control del uso de fondos públicos, de la gestión de los grupos
económicos, incluidas las sociedades multinacionales, y de los planes de despido por los
empleados, los representantes de éstos y las organizaciones sociales. Esto es solamente
posible democratizando los procesos en los lugares de trabajo, en las regiones, y a nivel
nacional y europeo.
. Por el respeto de los derechos de l@s ciudadan@s, las libertades y las garantías y por el
rechazo firme de las políticas y las medidas "de Seguridad" que los amenazan o recortan
bajo el pretexto de la lucha contra el terrorismo; la lucha contra el terrorismo no
significa promover la guerra y recortar la libertad o los derechos civiles y humanos, sino
aumentar la democracia y la justicia social;
. Por la armonización al alza de las normas y la legislación sociales y la aplicación legal del
principio de no regresión;
. Por la igualdad real de género en el trabajo, que empieza por la igualdad de salario para
el mismo trabajo en todas las esferas de la sociedad.
. Por la protección contra la discriminación basada en la orientación sexual;
. Por la protección y la promoción de los derechos infantiles y de la juventud; contra el
trabajo infantil;
Llamamiento común para las Elecciones Europeas – Abril 2009 Página 4 de 6
. Por la protección y la promoción de los derechos de las personas con minusvalía;
. Por el respeto y la aplicación de derechos de los emigrantes y los refugiados,
particularmente dentro del marco del derecho al empleo, el derecho a la educación y el
acceso a servicios sanitarios, que requiere el rechazo de una Europa‐fortaleza, represiva
y explotadora, y de sus mecanismos tales como la "Directiva Retorno";
. Por el respeto de los derechos de las minorías;
. Por el combate de todas las formas de racismo y xenofobia, sexismo, homofobia,
neofascismo, chauvinismo, nacionalismo, anticomunismo y contra todas las formas de
intolerancia o de prácticas autoritarias y antidemocráticas;
. Por el respeto de la diversidad y la identidad culturales y la garantía del acceso todo el
mundo a la cultura, promoviéndola en una perspectiva de franqueza, cooperación e
igualdad entre pueblos;
. Por la cooperación en la prevención y la lucha contra la delincuencia organizada, el
tráfico de armas, el comercio de drogas y el blanqueo de dinero, contra las redes
internacionales de tráfico económico y financiero, de prostitución y tráfico humano;
POR UNA EUROPA QUE PROMUEVA LA PAZ Y LA SOLIDARIDAD CON
TODOS LOS PUEBLOS DEL MUNDO
. Por el respeto del derecho internacional, la Carta de Naciones Unidas, los principios de
soberanía y no injerencia, el derecho de los pueblos a la autodeterminación y a la
independencia, la resolución pacífica de conflictos internacionales; por el respeto de la
soberanía y la integridad territorial de los Estados y contra el reconocimiento de la
autoproclamada independencia de la provincia serbia de Kosovo.
. Por el rechazo de la militarización de la Unión Europea, dentro o fuera del marco de la
OTAN, contra la expansión de la OTAN hacia Europa del Este y los Balcanes; por la
disolución de todos bloques político‐militares, por el desarme, la prohibición de la
fabricación o del uso de armas nucleares y otras armas de destrucción masiva,
promoviendo su desmantelamiento completo, por el relanzamiento de negociaciones
sobre el desarme; por la aplicación estricta del Tratado de No Proliferación, así como la
reducción progresiva y negociada de los arsenales convencionales y del gasto militar;
. Por el rechazo de la militarización del espacio, contra la instalación del sistema de
"Defensa Nacional Antimisiles" en la República Checa y Polonia; por la creación de zonas
desnuclearizadas, por el fin de bases militares extranjeras;
. Por la promulgación efectiva de un sistema de seguridad y cooperación en Europa,
basado en los principios establecidos en el Acta Final de Helsinki;
. Por el fin de la ocupación de Irak y Afganistán y por la restitución de la soberanía a sus
pueblos respectivos;
. Por el establecimiento de un Estado palestino soberano, viable e independiente,
paralelamente con Israel, en los territorios ocupados en 1967, con Jerusalén oriental
como su capital, de conformidad con resoluciones de las Naciones Unidas;
. Por el apoyo a la reunificación de Chipre y su gente, por la solución de una Federación
bizonal y bicomunal según lo dispuesto en las resoluciones de la ONU y sobre la base de
los Acuerdos de Alto Nivel, el Derecho internacional y europeo. Por el apoyo a una
Llamamiento común para las Elecciones Europeas – Abril 2009 Página 5 de 6
solución por y para los chipriotas y la retirada de las tropas de ocupación turcas, que
llevará a la paz y a la estabilidad y a un futuro próspero común para todos los chipriotas;
. Por la reforma y democratización de la organización de las Naciones Unidas, como foro
esencial de cooperación internacional, valorando el papel de la Asamblea General y de
sus resoluciones, rechazando el predominio de la OTAN sobre la ONU en relación a los
temas de seguridad;
. Por el respeto de los principios de la Declaración Universal de Derechos Humanos,
incluidos todos los derechos civiles, políticos, económicos y sociales, el Pacto
Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional sobre derechos
económicos, sociales y culturales;
. Por el desarrollo de unas relaciones económicas internacionales más justas y
equitativas, asegurando el acceso a la alimentación, el agua y la energía y la
preservación de esos recursos, la lucha contra la pobreza y las enfermedades, el rechazo
de las políticas que han llevado a la ruina y los dictados de las organizaciones
internacionales financieras y comerciales (Organización Mundial del Comercio, Fondo
Monetario Internacional, Banco Mundial);
. Por la aplicación efectiva del protocolo de Kioto sobre el medio ambiente, a pesar de sus
defectos, y por la aplicación de las decisiones adoptadas en varias cumbres organizadas
bajo los auspicios de la ONU;
. Por la cancelación de la deuda exterior de los países en vías de desarrollo y por políticas
de apoyo y solidaridad activas para esos pueblos, a saber asignando por lo menos del
0,7% del PIB como ayuda a estos países;
. Por la cancelación de los acuerdos de libre comercio promovidos por la UE, es decir, los
Acuerdos Económicos de Asociación, y por la promoción de una política de cooperación,
basada en la igualdad, especialmente con los países africanos y latinoamericanos;
CAMBIO DE RUMBO: ¡UNA EUROPA DIFERENTE DE COOPERACIÓN,
PROGRESO Y PAZ ES POSIBLE!
Hay una alternativa real a las políticas neoliberales y militaristas de la Unión Europea.
Los acontecimientos recientes exigen una reafirmación permanente de la posibilidad de una
Europa de l@s trabajador@s y pueblos, y del objetivo de crear nuevas sociedades, con justicia y
progreso social.
De Oriente Medio a América Latina, en todo el mundo los pueblos están luchando para ser los
protagonistas de su presente y de su futuro. La solidaridad es nuestra resistencia.
Las fuerzas políticas que suscriben este llamamiento reafirman que el momento del cambio
profundo ha llegado para que sean l@s trabajador@s y los pueblos, los hombres y mujeres de
Europa ‐ y no los mercados y las fuerzas económicas, las sociedades multinacionales y el capital
financiero ‐ los beneficiarios verdaderos de las políticas que se aplican en su nombre.
Otra Europa es posible a través de luchas más amplias y más fuertes, uniendo a todos aquellos
que en cada país rechazan las políticas dirigidas por los poderes neoliberales y militaristas, y que
desean trabajar conjuntamente por la transformación democrática de la sociedad y por una
alternativa a la sociedad capitalista.
Llamamiento común para las Elecciones Europeas – Abril 2009 Página 6 de 6
Otra Europa que respete los valores y los ideales de la juventud, expresados a través de sus
luchas por toda Europa; eso proveerá a la juventud de oportunidades para un futuro de
esperanza y de progreso. Una Europa que ofrecerá nuevas perspectivas para logros personales
y colectivos y un mundo pacífico para las nuevas generaciones.
Como partidos de izquierda, somos una parte integrante de este movimiento. Reafirmamos que
queremos actuar dentro y fuera del Parlamento Europeo, en cada lucha para construir otra
Europa.
Por lo tanto, estamos decididos a continuar y a desarrollar nuestra cooperación en el marco y la
base de la experiencia y el trabajo llevado a cabo en el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria
Europea/Izquierda Verde Nórdica (GUE/NGL), a la vez que respetamos las diferencias, las
especificidades nacionales y convergencias entre todas las fuerzas progresivas que constituyen la
diversidad del grupo, y deseamos actuar juntas con el fin de cambiar Europa, y trabajar por una
Europa de los pueblos, de la justicia, la solidaridad y la paz sociales.
Al suscribir a este llamamiento, nos comprometemos a defender estos objetivos y directrices, en
cada uno de nuestros países y a nivel europeo, en la campaña electoral europea de 2009 y
posteriormente, a través de nuestros respectivos miembros electos al Parlamento Europeo.


INICIATIVA INTERNACIONALISTA...


Web: http://www.iniciativainternacionalista.org/


Estamos asistiendo a la mayor crisis del capitalismo de los últimos ochenta años, y de nuevo los gobiernos de la Unión Europea quieren que paguen sus consecuencias los trabajadores y los sectores populares. En toda Europa, los despidos, los expedientes de regulación de empleo y la no renovación de contratos se convierten diariamente en el drama de millones de personas condenadas al paro, el desahucio y la miseria.

Los gobiernos europeos expolian el erario público para rescatar a los banqueros y ayudar a las grandes empresas, mientras el desempleo crece sin cesar. Es la Europa de las privatizaciones, del Plan Bolonia para mercantilizar la enseñanza superior, de la Directiva Bolkenstein o de la Directiva del Retorno contra los trabajadores inmigrantes, que alienta la xenofobia y el racismo.

La crisis actual, como no podía ser de otra manera, además de sus consecuencias económicas y sociales, está dando lugar a importantes transformaciones políticas, que se verán intensificadas en un futuro próximo.

En el caso del Estado español, la crisis, la global y la propia, están contribuyendo a dejar definitivamente al descubierto las carencias del Gobierno de Rodríguez Zapatero y del régimen borbónico surgido del llamado proceso de "transición": corrupción generalizada, uso de la represión legal o ilegal como forma recurrente de afrontar los conflictos sociales y políticos con los sectores populares, precariedad de los servicios sociales, colapso de los sistemas educativos...

Muy especialmente, afloran las gravísimas carencias democráticas de un régimen cuyo Jefe de Estado, Juan Carlos I, fue impuesto por Franco, régimen que, en consonancia con esta situación aberrante, es incapaz de elaborar una ley de la memoria histórica que reconozca la realidad de la resistencia antifascista de nuestros pueblos.

Existe una corriente involucionista, neofascista, impulsada por sectores poderosos del capitalismo español y su entramado institucional y mediático, que tiene dos caras: la "moderna", cuya expresión más significativa es la UpyD, y la ''tradicional'', cuya punta de lanza es la Conferencia Episcopal Española. Dicha corriente involucionista, con sus diversas expresiones, es la que en este momento está orientando la estrategia de fondo del bloque dominante español, incluido el Gobierno del Estado. Una estrategia que se materializa, entre otras cosas, en la alianza PP-PSOE para conseguir el gobierno vascongado con un objetivo claro: la españolización de ese territorio.

Al otro lado estamos las fuerzas soberanistas e independentistas de izquierdas, las fuerzas políticas de la izquierda estatal respetuosas con los derechos nacionales de los diversos pueblos oprimidos por el Estado español, así como importantes movimientos sociales y sindicales, entre los que destacan el movimiento antifascista; el movimiento contra la privatización de la sanidad, la educación y los servicios públicos; las luchas obreras contra los EREs y despidos; la lucha de los estudiantes contra el Plan Bolonia; los movimientos de mujeres... A su vez, algunos de estos movimientos sociales tienen una importante articulación nacional-popular, especialmente en los pueblos en donde el proceso político soberanista está más avanzado.

Consideramos que existe la suficiente capacidad como para orientar en un sentido anticapitalista y democrático ese deseo cada vez mas extendido de cambio radical, aunque hoy por hoy dicha capacidad tenga un desarrollo desigual en nuestras respectivas naciones.

Partiendo de esta valoración, impulsamos este manifiesto, cuyos ejes básicos son:

* Justicia social. Que la crisis la paguen quienes la han provocado: los capitalistas. El capitalismo español tiene unos rasgos especialmente agresivos, como la tremenda precariedad laboral, causa de la mayor tasa de paro y de empleo eventual de la UE. Y ahora la pretensión del sistema es dar una vuelta de tuerca más en lo relativo a la explotación y a los recortes sociales.Las gentes que apoyamos este manifiesto nos comprometemos a impulsar la movilización para frenar tales propósitos, exigiendo un plan de rescate de los trabajadores, sin temor a proponer para ello medidas anticapitalistas.
* Libertades democráticas plenas. Estamos comprobando cómo, paso a paso, se van recortado los ya de por sí limitados derechos civiles existentes, tales como el derecho a la no discriminación por razones ideológicas, de lengua y cultura, de edad o de género. El derecho a la libre expresión, el derecho a no ser represaliado, torturado o procesado por las propias ideas. El derecho a votar y ser votado. El Estado español no respeta la soberanía de las diversas naciones bajo su jurisdicción ni del conjunto de los pueblos. Existe un entramado jurídico- político creado en la transición que ha convertido al Estado en una cárcel de pueblos y de gentes, así como en un pozo de corrupción.
* No a la discriminación de género. Pero no como un mero enunciado formal y vacío de contenido, sino como una exigencia normativa, jurídica y práctica que posibilite realmente el fin de la discriminación. Lo cual incluye, entre otras cosas, el derecho y la posibilidad real de control de las mujeres sobre su cuerpo, su sexualidad y su capacidad reproductiva.
* Derechos políticos. Reivindicamos los derechos negados por el régimen actual, entre los que hay que destacar el derecho de todos los pueblos a decidir de forma soberana su futuro, y no como un hecho aislado sino como un derecho permanente, es decir el derecho de autodeterminación. El derecho de cada pueblo a decidir su forma de gobierno y a la normalización de su lengua y su cultura nacionales.
* Contra la Europa del capital. Estamos en contra de la Europa del capital y a favor de la Europa de los pueblos. Estamos en contra de la OTAN como expresión militar del imperialismo y, por tanto, exigimos la retirada del Estado español de dicha alianza militar. Estamos en contra de la especulación y el deterioro del medio ambiente. Estamos por la defensa de la soberanía alimentaria y de lo colectivo frente a lo privado.

Apoyamos los procesos soberanistas que se dan a nivel europeo, y asimismo expresamos nuestra solidaridad con los procesos de articulación patrióticos, antiimperialistas y de justicia social que tienen lugar en Latinoámerica, así como con los frentes de resistencia en Oriente Medio, y muy especialmente con la heroica lucha del pueblo Palestino. Desde una ferviente vocación internacionalista, apoyamos las luchas de todos los pueblos del mundo por su libertad y su dignidad.

Comisión promotora de la candidatura a Parlamento Europeo ''Iniciativa Internacionalista''

15 de abril de 2009


IZQUIERDA ANTICAPITALISTA...



Web: http://www.anticapitalistas.org/

Para Izquierda Anticapitalista la crisis actual no es sólo una crisis financiera, inmobiliaria o del neoliberalismo: es también, y sobre todo, una crisis del capitalismo que, con su búsqueda insaciable de ganancias mediante una mayor explotación de la clase trabajadora, un reparto desigual de los trabajos de reproducción social y cuidados-generalmente asumidos por mujeres- y la apropiación, mercantilización y depredación creciente de espacios y bienes comunes de la humanidad y del planeta, ha conducido a un mundo y a unas sociedades cada vez más injustas e insostenibles.

Es, por tanto, el sistema entero –y el “modelo civilizatorio” que ha fomentado- el que no sirve y frente al que hay que construir alternativas si queremos evitar que esta crisis ponga en peligro definitivamente el futuro de la humanidad y del planeta entero. Porque nuestras vidas y el planeta valen más que sus beneficios.

Por eso, junto con el Foro Social Mundial de Belém, decimos: “No vamos a pagar la crisis, la crisis que la paguen los ricos". Para hacer frente a la crisis son necesarias alternativas anticapitalistas, antiracistas, antiimperialistas, feministas, ecologistas y socialistas”. Desde la firme convicción de que OTRO MUNDO ES POSIBLE y de que no debemos dejarnos engañar por las falsas soluciones que desde el G-20 se pretenden poner en marcha ni ceder al miedo y a la resignación, éstas son algunas de nuestras propuestas para responder a esta situación de emergencia global desde abajo y a la izquierda:

1- Frente a la socialización de las pérdidas, promovida por los gobiernos al servicio de los banqueros, los especuladores y los estafadores para luego volver a privatizar los beneficios, exigimos la expropiación de la banca y la creación de una banca pública bajo control social, con el fin de poner en marcha un sistema de préstamos ecosociales destinados a orientar la transición hacia otro modelo productivo al servicio de las necesidades básicas de la población. Contra el fraude fiscal, la economía criminal y la tendencia a convertir el planeta en un paraíso fiscal global, cierre inmediato de las filiales de bancos (como BBV y Santander) y multinacionales (como Telefónica) establecidas en los “paraísos fiscales” y supresión de los que existen dentro de la unión europea (Luxemburgo, Chipre, Malta, City de Londres...).

2- Frente al cambio climático y a la crisis energética, reapropiación pública del sector energético. Éste debe ser considerado como un servicio público planificado democráticamente, con el fin de emprender con urgencia el abandono progresivo de las energías no renovables y la transición hacia otro modo de producir, distribuir y consumir basado fundamentalmente en la energía solar. De inmediato, debería establecerse el compromiso de la ue para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40 % para 2020 con respecto a los niveles de 1990 y la renuncia a la energía nuclear.

3- Frente a la nueva ofensiva patronal contra los trabajadores y trabajadoras a través de los EREs y los despidos masivos, prohibición de los despidos en las empresas con beneficios y exigencia del pago por los empresarios –con su patrimonio personal y familiar- de las deudas contraídas en los sectores en crisis. Reconversión de la industria militar y de sectores como el automóvil y la construcción, con garantía de empleo y sin disminución de salarios para todos y todas, bajo control social, con el fin de dedicarlos a producir bienes que satisfagan necesidades sociales y sean sostenibles ambientalmente. Salario mínimo de 1.200 euros y derecho a un ingreso social equivalente para todas las personas en paro. Frente a la Directiva Europea de prolongación del tiempo de trabajo, reducción de la semana laboral a 35 horas y reparto equitativo de los cuidados. supresión de las etts y creación de un servicio público de empleo. jubilación a los 60 años.

4- Frente al racismo institucional con el que las administraciones públicas criminalizan a la población trabajadora inmigrante, derogación de la directiva europea de “retorno”, cierre de los CIEs, derogación de la Ley de Extranjería, despenalización del “top manta” y defensa del derecho a la hospitalidad con las personas “sin papeles”. Cierre de los nuevos “muros de la vergüenza” en el Norte de Africa. Ningún ser humano es ilegal. derechos iguales para todas y todos.

5- Contra el fraude inmobiliario y las hipotecas basura, la vivienda es un derecho, no un negocio. expropiación de las viviendas vacías y creación de un parque público para alquiler social, no superior al 30 % del salario. ningún desahucio por impago de hipotecas de los hogares afectados por el fraude inmobiliario y el paro.

6- El agua, la tierra, la sanidad, la educación, la cultura son bienes y derechos comunes al servicio de una vida digna para todos y todas. Por unos servicios de propiedad y de gestión 100 % públicos, condición necesaria para su calidad social. paralización de los procesos de privatización de bienes y servicios públicos y retorno al sector público, bajo control social, de los ya privatizados. derogación de la ley 15/97. No al plan Bolonia: Por una Universidad Pública y de calidad al servicio de las necesidades sociales y no de la precarización de nuestras vidas. Por un sistema público universal de atención a la dependencia. Por una revisión profunda de la Política Agrícola Común de la UE para ponerla al servicio de aquéllos y aquéllas que trabajan la tierra y a favor de un mundo rural vivo. Por el derecho de los pueblos a la soberanía alimentaria. Fuera la agricultura y la alimentación de la OMC. No a los transgénicos. Por un trato digno a los animales: no a la tortura. Por una política cultural que garantice que los medios de comunicación públicos estén al servicio de la ciudadanía y que favorezca la creación artística desmercantilizada, el copyleft y los medios de comunicación alternativos.

7- La crisis está siendo aprovechada también por la derecha y los sectores más conservadores de la Iglesia católica y de otras religiones para atacar derechos y conquistas logradas por las mujeres y por todas aquellas personas que luchan contra el patriarcado y la “norma” heterosexual. Frente a la timorata reforma del gobierno de ZP, debemos exigir el reconocimiento del derecho de las mujeres a decidir libremente mediante la despenalización total del aborto a cargo de la red sanitaria pública. Contra la homofobia, el respeto a todas las opciones sexuales.

8- La globalización neoliberal del capitalismo ha ido acompañada también por un aumento constante de los gastos militares, una mayor militarización del planeta y una expansión de la OTAN como brazo armado de “Occidente” bajo el control estadounidense y con la implicación directa de la UE. En el contexto de la crisis actual, esa “Alianza” constituye una amenaza permanente frente a los pueblos que se rebelen frente a su nuevo “desorden”. Por eso habrá que seguir luchando por la disolución de la OTAN e, inmediatamente, exigir la retirada de las tropas de la UE y de la OTAN de Afganistán y Líbano, el boicot al estado de Israel y el reconocimiento del derecho del pueblo palestino a vivir en paz y en su tierra.

9- Las respuestas a la crisis global exigen que la socialización de la riqueza y de los bienes comunes y la planificación democrática de la economía se basen también en la lucha contra la profesionalización de la política y la corrupción y a favor de otra democracia republicana y participativa mediante medidas como: derechos plenos de ciudadanía y de voto a los 16 años para todas las personas con residencia estable a partir de 3 años; la limitación de la permanencia en cualquier cargo público a no más de 2 mandatos, con salarios que no sean superiores al salario medio público; la derogación de leyes restrictivas de libertades básicas como la ley de partidos, y el reconocimiento del derecho de autodeterminación, incluida la independencia, de los pueblos del estado español.

10- La Unión Europea no sólo ha sido uno de los principales motores de las políticas que han conducido a esta crisis global sino que ahora pretende imponer de forma antidemocrática un Tratado de Lisboa que no es sino una nueva versión del Tratado Constitucional que fue rechazado por los pueblos francés y holandés. Las próximas elecciones europeas y la presidencia española durante el primer semestre de 2010 han de ser nuevas oportunidades para gritar bien alto que OTRA EUROPA ES POSIBLE: Derogación del tratado de Maastricht y del pacto de estabilidad y crecimiento. no al Tratado de Lisboa, que diseña una Europa al servicio de las empresas transnacionales y los banqueros por una europa basada en la armonización por arriba de los derechos y conquistas logrados y en la solidaridad con los pueblos del sur, que apoye sus intereses y decisiones soberanas en las instituciones internacionales, empezando por la abolición de la deuda externa de los pueblos empobrecidos.

www.anticapitalistas.org

europeas2009@anticapitalistas.org

PARTIDO COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA...



Ante las elecciones europeas del 7 de junio de 2009, el PCPE plantea a la clase obrera y al conjunto de los sectores populares de los pueblos de España una propuesta política que se articula sobre seis ejes:

Democracia

Luchamos por la democracia frente a la dictadura del capital

La Unión Europea del capital y la guerra no es democrática. No puede haber verdadera democracia bajo el capitalismo, pues los intereses de los trabajadores y los pueblos no coinciden con los intereses del capital. No hay arreglo entre posiciones antagónicas, y esto lo saben bien los burócratas de Bruselas y los gestores del capitalismo en los distintos estados miembro.

En la Unión Europea se han dado y se dan múltiples situaciones en que la voluntad democrática de los pueblos se ve cercenada, como en el caso de Irlanda, donde el referéndum que dijo NO al Tratado de Lisboa será repetido a lo largo de 2009 para tratar de doblegar la voluntad del pueblo irlandés.

La Unión Europea plantea una campaña ideológica que trata por todas las vías de laminar aquellos planteamientos que supongan su puesta en duda o simplemente un cambio en el status quo. En el Estado Español se ilegalizan organizaciones políticas independentistas vascas, en la República Checa se ilegaliza a la Unión de la Juventud Comunista por defender el socialismo, en los países bálticos los partidos comunistas son directamente ilegales, se persigue a toda organización de liberación nacional de terceros países con la llamada “lista de organizaciones terroristas”, se aprueban en el Parlamento Europeo resoluciones equiparando comunismo y nazismo; y todo ello para lograr acallar las voces críticas, las que plantean una alternativa.

La Unión Europea y sus estructuras políticas no son democráticas porque no pueden serlo. El papel del Parlamento Europeo, supuesta sede de la soberanía popular, es el de comparsa de la institución intergubernamental que es el Consejo Europeo y el supuesto “gobierno” europeo que forma la Comisión Europea. No hay vinculación entre el Parlamento y estos órganos, los gobernantes europeos no se someten a ningún control parlamentario, ni siquiera al de los parlamentos burgueses estatales.

La Unión Europea es una expresión superior de la dictadura del capital. Ya no hace falta mantener la formalidad democrática para adoptar medidas antiobreras y antipopulares.

Frente a esta situación, los y las comunistas del PCPE rechazamos todo intento de criminalización de las ideas políticas y, concretamente, del comunismo. Nos oponemos firmemente a las ilegalizaciones de organizaciones populares, a

Trabajo

Defendemos el trabajo frente al capital

Las estructuras de la Unión Europea y los gobiernos de los países miembro siguen propugnando un incremento de la jornada laboral hasta las 65 horas semanales, plantean reestructurar el mercado laboral favoreciendo el despido libre y la pérdida de derechos de los trabajadores, ponen en tela de juicio el sistema entero de las relaciones laborales, en muchas ocasiones con el apoyo consciente de las cúpulas sindicales, profundizan en la pérdida de peso del trabajo frente al capital en el PIB, favorecen el dumping social y las deslocalizaciones, promueven la flexiseguridad como nueva forma de precariedad laboral. La Estrategia de Lisboa, el Tratado de Lisboa, la Constitución Europea, la elevación a nivel legal del capitalismo y la libre competencia, todo ello ha de ser combatido con la mayor firmeza y unidad por los sectores populares y la clase obrera.

Frente a esto, los y las comunistas del PCPE nos reafirmamos en nuestra defensa de los más amplios derechos laborales y sindicales para los trabajadores, la prohibición de las deslocalizaciones, la causalidad en el puesto de trabajo y la exigencia de las 35 horas semanales de jornada máxima para cualquier trabajador o trabajadora.

Justicia social

Luchamos por la justicia social frente a las elites y los privilegios

El pueblo trabajador y la clase obrera no pueden dejarse engañar ante una situación en la que, gradualmente, los sistemas públicos y universales de educación y sanidad están siendo desmontados, los servicios sociales y las pensiones están siendo privatizados y sometidos a los designios del mercado.

El desmontaje de lo que queda del llamado “Estado del bienestar” es un ataque directo a los trabajadores y trabajadoras, así como al conjunto de los sectores populares. Los derechos sociales conquistados tras años de luchas del movimiento obrero y popular están siendo eliminados y convertidos en servicios a prestar por las empresas y regulados por el mercado.

El proceso de Bolonia, las fundaciones hospitalarias, la doble jornada legal del personal sanitario, la ley de dependencia que da preferencia a las empresas en la gestión de los servicios costeados con dinero público, todo ello son ejemplos de que se persigue el objetivo final de NO DEJAR NINGÚN ESPACIO VEDADO A LA VORACIDAD DEL CAPITAL.

Frente a esto, los y las comunistas del PCPE planteamos que la existencia de sistemas de sanidad y educación públicos, universales y gratuitos, no son quimeras, que la reversión de todo servicio público privatizado, bien en la gestión, bien en la financiación, es posible si hay lucha y resistencia de la gente a las medidas privatizadoras, que la paralización de la reforma educativa amparada en el proceso de Bolonia y la recuperación del control y gestión de los recursos sociales, económicos y naturales para ponerlos a disposición del pueblo trabajador son objetivos viables, siempre y cuando la mayoría social, la mayoría que genera la riqueza, plantee su voluntad de resistencia, su voluntad de romper las cadenas que la Unión Europea y el capitalismo nos han impuesto a los pueblos.

Solidaridad

Practicamos la solidaridad frente a la Europa de los muros

El capitalismo europeo, al igual que el norteamericano, es especialista en el saqueo de otros países, reeditando el colonialismo de otros siglos. En el caso concreto de los países miembros de la Unión Europea, la necesidad de obtener recursos de otros países se incrementa por la ausencia de suficientes recursos naturales en el propio territorio y a la voracidad de la maquinaria capitalista, despilfarradora y autodestructiva.

El sostenimiento del nivel de crecimiento económico del sistema capitalista en Europa exige el sometimiento de países enteros y la entrega de sus recursos naturales, impidiéndose por tanto el desarrollo económico de estos pueblos. A nadie le puede extrañar entonces que haya una enorme cantidad de trabajadores y trabajadoras que optan por arriesgar la vida, abandonar esos países y tratar de llegar a los países europeos, donde resulta que son criminalizados, encarcelados y, finalmente, expulsados, si han logrado llegar con vida.

La idea de la Europa fortaleza, que reprime y encarcela a quienes salen de sus países, asolados y saqueados por el capitalismo europeo y norteamericano buscando trabajo y dignidad, debe ser destruida. Frente a las directivas xenófobas y racistas, como la directiva de retorno, frente a los centros de internamiento y las cárceles para inmigrantes, planteamos el reconocimento de plenos derechos para quien viva y trabaje en cualquier país europeo. Rechazamos el Tratado de Schengen y demás medidas para impedir el tránsito entre países de la UE y luchamos por la libre circulación de trabajadores.

En una situación de crisis como la actual, combinada con la voluntad de acabar con los servicios públicos, combatimos todo intento de culpar a los trabajadores y trabajadoras inmigrantes de la crisis, todo intento racista de establecer preferencias o prioridades entre nacionales y extranjeros, así como la utilización manipuladora de las cifras económicas de los servicios públicos.

Internacionalismo

Defendemos el internacionalismo proletario frente a guerra imperialista

La Unión Europea actúa internacionalmente defendiendo sus intereses económicos. El papel de la UE en América Latina busca ganar posiciones ante el retroceso de EEUU en la zona, pretendiendo dar una imagen distinta, tiñendo de cooperación lo que no es más que neocolonialismo y paternalismo. Se pretende garantizar un “espacio de seguridad” en el Mediterráneo mediante la Unión Mediterránea (UM), a cambio de beneficios para los países que utilizan como moneda de cambio y mecanismo de presión el sufrimiento de miles de inmigrantes africanos y de otras zonas.

Los intereses económicos de la UE en el mundo actual se extienden a gran parte del mundo, no sólo a sus zonas limítrofes. Los contingentes militares europeos en Afganistán, Somalia, Irak, Líbano, Haití, Congo, etc., garantizan el saqueo y el expolio cometido por empresas europeas en esos países.

Los y las comunistas del PCPE hablamos de internacionalismo proletario, y lo ponemos en práctica. Nos oponemos a toda aventura militar en el extranjero bajo cualquier paraguas (UE, OTAN, OSCE u otros), nos oponemos a toda práctica neocolonial de saqueo, defendemos ante todo y ante todos el derecho de todo pueblo a establecer sus relaciones económicas en beneficio propio, a establecer su propio camino de desarrollo sin necesidad de contar con la aprobación de la UE o de EEUU.

Luchamos, por tanto, contra la posición común de la UE frente a la República de Cuba, contra los intentos de desestabilización de las democracias antiimperialistas de América Latina, así como contra la posición ambivalente y tibia de la UE frente al terrorismo sionista contra el pueblo palestino y el resto de pueblos de Oriente Medio.

Soberanía nacional

Defendemos la soberanía nacional frente a imperialismo

Ante la UE imperialista, sus políticas y su militarismo, proponemos la recuperación de la plena soberanía nacional, el ejercicio pleno del derecho de autodeterminación, que en el caso del Estado español implica también el ejercicio pleno del mismo por parte de los pueblos y naciones que forman parte del mismo, que implica la desvinculación de las instituciones imperialistas y capitalistas internacionales, de la propia UE y la OTAN.

Así, sólo así, sin vínculo ninguno con el imperialismo, podremos los pueblos y naciones de España forjar ese futuro republicano y socialista por el que lucha el PCPE, construyendo esa República Socialista de carácter Confederal donde podamos, ejercitando libremente nuestro derecho a decidir, forjar las relaciones con el resto de pueblos hermanos del mundo en base al respeto, a la igualdad y al beneficio mutuo, en la senda del socialismo y el comunismo.

Trabajador, trabajadora, estudiante, pensionista, parado, autónomo, el 7 de junio tienes la opción de decir NO a las cadenas que nos impone la Unión Europea. Vota PCPE y estarás votando por:

-Trabajo fijo decente con plenos derechos laborales con aumentos reales de los salarios y las pensiones.

-Que los pueblos sean los dueños de los recursos de riqueza y de los sectores estratégicos de las economías de sus respectivos países.

-Sistemas públicos y gratuitos de salud y seguridad social. Por la rebaja de la edad de jubilación e incrementos reales en las pensiones. Por una educación mejor, unificada y pública para todos.

-Plenos derechos para los trabajadores inmigrantes.

-Apoyo al pequeño y mediano campesino y seguridad alimentaria. Por la protección real del medio ambiente, que se sacrifica en beneficio del gran capital.

-Derecho de todo pueblo a elegir su propia vía de desarrollo. Este derecho incluye el derecho de desvinculación de las múltiples ataduras con la UE y la OTAN, así como la opción socialista y el reconocimiento del derecho de autodeterminación de los pueblos de España.

-Paz, retirada de todas las bases de EEUU-OTAN y desmantelamiento de la OTAN. Contra el “Partenariado por la Paz” y el Euroejército. Ninguna participación en guerras e intervenciones imperialistas.

-Solidaridad con todos los pueblos que luchan. Por un estado palestino independiente con capital en Jerusalén. Por la defensa de Cuba Socialista y la abolición de la posición común de la UE hacia la misma.



2 comentarios:

Eusebio dijo...

Gracias por la recopilación, Jon, porque cada día es más difícil encontrar una opción de izquierdas y así comparamos.
...Pero hombre de dios, ¡¡¿cómo no has puesto al psoe?!! ;-)

Un abrazo, compañero.

Jon Juanma dijo...

Eusebio,

al PSOE no lo puse porque es demasiado radiKal para mi ;) Me gustan los partidos más moderados, más "razonables" jejeje

Otro abrazo para ti!