lunes, 11 de mayo de 2009

Nepal: Crisis permanente en la cima del mundo




Descárgate mi trabajo sobre el proceso que está viviendo Nepal pulsando en la imagen.

Este monográfico es un trabajo que he realizado para una asignatura del Doctorado de Sociología y Comunicación. En él, hago una introducción histórica, económica y social al país oriental y relato tanto la Guerra Popular como el proceso de Paz y el período que se inauguró con la victoria maoísta en las elecciones y la proclamación de la República.

Espero que os guste y os sirva para acercar a en nuestra lengua la realidad de este lejano, complejo y bello país donde las palabras socialismo y comunismo suenan con fuerza.

También contiene en su capítulo final una crítica política desde posiciones revolucionarias al concepto de Dictadura del Proletariado igualado a Dictadura del Partido Único, a su vez también esbozos unas propuestas para conseguir la democracia socialista.

Os agradecería que una vez leído/leídas me hiciérais vuestros comentarios.

Un saludo a tod@s.

2 comentarios:

alterglobalizacion dijo...

Hola JonJuanma.

Creo que las conclusiones de tu ensayo son correctas: Socialismo sin libertad es autoritarismo. Libertad sin socialismo es explotación y alienación. Los viejos anarquistas siempre han tenido esto muy claro. El socialismo del siglo XXI tiene que transitar ese camino, aglutinando lo mejor del anarquismo libertario, el diagnóstico social insuperable realizado por el marxismo, la lucha esperanzada de los movimientos sociales, el indigenismo, el feminismo, el ecologismo y la teoría del decrecimiento. El Foro Social Mundial marca una nueva metodología de acción horizontal, antiautoritaria y abierta a la sensibilidad luchadora profunda aportada por la izquierda espiritualista y las teologías de la liberación.

Un abrazo libertario, esperanzado y espiritualista.
Javier-alterglobalizacion.

Jon Juanma dijo...

Creo necesario como tú Javier juntar lo mejor del anarquismo y el marxismo en una mezcla (nunca mejor dicho) explosiva. Y llenarla posteriormente de una espiritualidad ecléctica, abierta, tolerante e inspiradora que puede venir de diversas fuentes (como tú decías espiritualismo, indigenismo, etc). Debemos juntarnos todos desde nuestra diversidad, con una democracia radical de base contra el monstruo del Capital. Y entre todos hacer un socialismo incluyente, verdaderamente radical en lo económico y en su democracia. Verdaderamente tolerante en su capacidad de crítica y debate. Un abrazo compañero/hermano ;)